…………..

El acceso a los servicios financieros representa un paso crucial hacia la emancipación y el empoderamiento de las mujeres en todo el mundo. Estas herramientas financieras no solo les brindan la oportunidad de administrar sus recursos de manera más efectiva, sino que también les permiten tomar decisiones autónomas sobre sus vidas y sus futuros. Desde la creación de cuentas de ahorro hasta el acceso a créditos y seguros, las mujeres pueden liberarse de las restricciones económicas y sociales que históricamente las han limitado.

Según Mary Ellen Iskenderian, Presidenta y Directora General del Banco Mundial de la Mujer, más de 700 millones de mujeres carecen de acceso a servicios financieros formales en zonas rurales. En el mundo junto si las mujeres tuvieron el acceso igualitario a estos servicios, se podrían agregar $12 billones de dólares al PIB anual mundial para 2025 solamente  brindando servicios financieros a las mujeres al mismo ritmo que se brindan a los hombres. 

Según el informe El clima injusto de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), en países de ingresos bajos y medios, las problemáticas climáticas en zonas rurales representa 53.000 millones de dólares anuales para las mujeres que para su contraparte los hombres.

Pero ¿Qué necesitan las mujeres para acceder a los servicios financieros?

Las mujeres en zonas rurales necesitan un entorno seguro para guardar sus recursos financieros, facilidad para realizar las transacciones sin comisiones excesivas, acceso a microfinanciamiento, evitando el endeudamiento desmedido y otros riesgos financieros para estos sectores de la población, junto a la colaboración de políticas gubernamentales que impulsen el acceso a estos servicios, campañas que promuevan la educación financiera y la digitalización, fomentando el uso y la confianza por este tipo de servicios digitales.

El acceso a seguros es otro factor crucial para mitigar los riesgos dentro del entorno familiar de las mujeres, junto a la educación financiera y programas de ayuda, así también existiría una promoción indirecta en la participación femenina dentro de la fuerza laboral, esto podría representar a los mercados emergentes un crecimiento de  sus economías en alrededor de un 8%.

¿A qué obstáculos se enfrentan las mujeres al usar servicios financieros digitales?

Las mujeres se enfrentan a varios obstáculos al utilizar servicios financieros digitales en el entorno rural. 

  1. Falta de acceso a la tecnología y conectividad: Muchas mujeres en áreas rurales no tienen acceso a dispositivos tecnológicos como teléfonos inteligentes o computadoras, ni a una conexión a Internet confiable, lo que dificulta su participación en servicios financieros digitales.
  2. Barreras culturales y sociales: En algunas comunidades, existen estereotipos culturales frente al control del dinero que desalientan a las mujeres a participar en actividades financieras, especialmente en entornos digitales, debido a prejuicios arraigados sobre el género y los roles tradicionales.
  3. Falta de educación financiera específica para mujeres: La educación financiera puede ser limitada para las mujeres en comparación con los hombres, lo que dificulta su comprensión y uso efectivo de los servicios financieros digitales disponibles.
  4. Brecha de género en la propiedad de dispositivos tecnológicos: Las mujeres pueden tener menos acceso a teléfonos móviles u otros dispositivos necesarios para acceder a servicios financieros digitales, lo que limita su capacidad para aprovechar estas plataformas.

Las mujeres realizan un gran porcentaje de las transacciones a nivel mundial, según datos del informe Global Findex 2021 que se publica cada tres años, las mujeres millennials representaron un 54 % del monto transaccionado entre 2019 y 2021 (714 millones de dólares más). Mientras que en el mismo período las mujeres de la generación X (de 42 a 57 años) aumentaron en 25 % el monto transaccionado (252 millones de dólares), son las mujeres millennials las que realizaron mayor cantidad de transacciones a través de canales móviles (53,3 millones),  estratificando a los grupos por generaciones, sin embargo, el objetivo primordial es centralizar un avance considerable dentro de las mujeres que se encuentran en el área rural.

Es importante reconocer que si bien los servicios financieros digitales no son una solución única, desempeñan un papel crucial en el camino hacia una inclusión financiera más equitativa. siendo esencial para garantizar que las mujeres no queden rezagadas en el panorama financiero moderno,  Los servicios financieros digitales representan un avance significativo hacia la inclusión financiera, especialmente para las mujeres de bajos ingresos.

La transición hacia la capacidad financiera digital es un paso necesario para cerrar la brecha de género en el acceso a servicios financieros. Al enfrentar los desafíos y promover soluciones efectivas, podemos avanzar hacia un sistema financiero más inclusivo y equitativo para todos.

 

 

Categories: Home

0 Comments

Leave a Reply

Avatar placeholder

Your email address will not be published. Required fields are marked *